Buscalogratis: Frases, música, juegos...

Chistes de parejas

Chistes de picantes y calientes

Selección de los mejores chistes de parejas, matrimonios, novios...

Chistes de parejas de semanas anteriores:

La ensalada

En una litera de tren, en la cama de arriba se oye:

- Manolo cómeme la LECHUGUITA….¡¡¡¡Ohhh!!!!

- Pili cómeme el NABITO... ¡¡¡Si!!!...¡¡¡ohh!!! Si !!!

Al cabo de un rato se oye desde abajo:

- A ver los de la ENSALADA de arriba, ¡¡¡¡Que se os está cayendo... LA MAYONESA!!!!


Explicaciones

Una pareja llevaban 20 años de casados y durante todo ese tiempo cada vez que iban a hacer el amor, él apagaba las luces. La mujer pensaba todos los días como romper este habito de su marido.

Una noche, cuando estaban en medio del acto, ella encendió las luces de la habitación. Miró hacia abajo y vió a su marido sosteniendo un consolador.

Ella quedó completamente aturdida al ver lo que estaba pasando.

"¿Tú impotente? ¿Cómo pudiste engañarme todos estos años? ¡Exijo una explicación!"

El esposo la mira directamente a los ojos y dice:

"Yo te explico lo del consolador si tú me explicas por qué tenemos tres hijos, so p..."


Zumo de limón

La mujer le pregunta al marido:
- ¿Que hiciste anoche?

y el responde:
- Bueno me tome unas copas, después volví a casa y me prepare un zumo de limón para rebajar un poco.

y responde la mujer enfadada:
- ¿Rebajar?!! ve a la cocina y mira lo que le has hecho al canario!!!


El negrito y el celular

Un negro hacía tanto que no tenía sexo que ya no aguanta más, busca una linda negra y le pregunta:

- ¿Cuánto cobra mi negra?
- 100.
- ¿Quee...? ¿Ya salieron lo billete de 100...? Ma baraaato mi neeeegra...
- Buee: 50
- ¿Ta loca? Mirá, tengo 12 nada má...
- Po 12 no me dejo agarrá ni po Bra Pit.
- Tonce 12 y el celulá, dice el negrito
La negra lo piensa un poco y como no tenía celular le dijo: - Bue, dale.
El negro saca su herramienta y se ajusticia a la negra hasta que la hace aullar.
Cuando el negrito termina le da los 12 pesos que llevaba, se viste y comienza a irse...
- Oye negro: ¿y el celulá?
- Apunte mi negra: 55-13-47-99-99


Al estilo australiano

Llega el marido todo loco a su casa y le dice a su mujer:

"¡Chata, hoy lo vamos a hacer al estilo australiano!"

La mujer, sorprendida, le pregunta:

"¡Coño! ¿Y cómo es eso?"

"¡Pues que mientras yo me tiro a la canguro, te vas dando saltos a casa de tu madre!"


Un marido sin control

La señora, medio dormida en su cama, escucha cuando llega su marido del trabajo y siente como él la acaricia suavemente, casi de manera furtiva, como recorriendo suavemente la periferia de su cuerpo. Ella siente cómo su cuerpo reacciona inmediatamente a las caricias. El marido toma sus manos y las recoge, mete una de sus manos por su espalda y llega atrevidamente hasta sus redondeces.

En este momento, la señora está que arde, jadeante y deseosa. Entonces, sus piernas son abruptamente levantadas. La mujer siente que la pasión perdida por años ha regresado y le encanta sentir cómo su hombre apoya sobre ella todo su peso. La enerva sentir en su nuca el aliento calido de su marido. Ella se prepara, levanta las caderas; separa y flexiona sus piernas y se dispone a ser tomada, cuando de pronto su marido suelta sus piernas, gira sobre sí mismo y se acomoda en su lado de la cama.

La mujer, asombrada y respirando hondamente pregunta: "¿Qué pasó?"

Él responde: "Ya."

"¿Ya qué, grandísimo cabrón?"

"Ya duérmete, mi cielo. Ya encontré el control remoto."


Los oficios

La esposa le dice al esposo:
- ¿Por que no arreglas la luz del pasillo?

El esposo contesta:
- ¡Pero si yo no soy electricista!

- ¿Por que no arreglas ese mueble de la cocina?
- ¡Pero si yo no soy carpintero!

Un día llega el esposo y ve que la luz y el mueble están arreglados y el esposo le pregunta:
- ¿Cómo has arreglado todo?
- Vino el vecino nuevo y lo arregló todo.
- ¿Y te cobró algo?
- ¿Bueno, me dio a elegir entre hacerle una tarta o acostarme con él
- ¿Y de que le hiciste la tarta?
- ¡Pero si yo no soy pastelera!

Bodas de Plata

Una mujer en el 25º aniversario de su matrimonio, cincuentona ella, con las carnes algo caídas, pero con mucha ilusión, se viste de lencería fina, con medias, ligas y tacones de aguja incluidos, entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido que está tirado mirando la tele:

"Cariño -dice la mujer- ¿te acordás cuando nos casamos, un día como hoy,hace 25 años? Me dijiste: Te voy a comer los pechos hasta secártelos. Te voy a tocar el culo hasta que se te caiga. Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca. ¿Y hoy no tenés nada que decirme?"
El marido la mira de arriba a abajo y le dice:

"¡Misión cumplida!"


Recién casados

Un hombre conoció una linda mujer y decidió casarse con ella inmediatamente.

-Ella le dice: - Pero no sabemos nada uno del otro...

-El respondió: - No hay problema, nos conoceremos con el tiempo.

Ella aceptó. Se casaron y fueron a pasar la luna de miel a un lujoso resort.

Cierta mañana, estaban ambos recostados junto a la piscina, cuando él se levantó, subió al trampolín de 10 metros realizó una perfecta demostración de todos los saltos que existen y regresó junto a la esposa.
Ella le dice: - Eso fue increíble!

- Fui campeón olímpico de saltos ornamentales. Te dije que nos conoceríamos con el tiempo- respondió él.

En eso, ella se levanta, entra en la piscina y comienza a nadar, ida y vuelta con impresionante velocidad. Después de 40 piletas, sale y se va a recostar junto al marido, sin demostrar ningún cansancio.

El dice: - Estoy sorprendido! , ¿fuiste nadadora olímpica?

-No, - explicó la dama - fui prostituta en Venecia y atendía a domicilio


La mujer más hermosa

Un hombre llega a su casa a las 4 de la mañana y toca a la puerta de su casa y le dice a su mujer:

¡Ábreme la puerta mi amor!
y la mujer le dice no, no que vienes borracho.
y el hombre la convence y le dice ábreme que traje flores para la mujer más hermosa.
La mujer le abre la puerta sonriendo y dice:
¿Donde están las flores maldito?
y el hombre responde:
¿Y la mujer más hermosa donde esta?

Una reunión muy refinada
Se encontraba un tontilandés en una reunión muy refinada.

Estaban sentados comiendo cuando a una joven se le escapa un pequeño peo, pero perceptible por la demás comunidad.

En eso se levanta un caballero y muy cortésmente dice:

"Disculpen, algo me debe haber caído mal."

Mientras el tontilandés pensaba: "Qué noble su acto, si vuelve a pasar yo también lo imitaré."

Justo en ese momento una vieja guatona se tira un tremendo peo que se escuchó en todo el establecimiento, se levanta el tontilandés y dice:

"El peo de la vieja corre por mi cuenta."


Sandalias para hacer el amor

Una pareja de recién casados va a pasar la luna de miel a Pakistán. Allí, mientras pasean por el mercado, oyen a un vendedor de Sandalias que parece escapado de las Mil y una Noches. - Bengan, baisanos, bengan a mi humilde diendita, aquí bodrán combrar algo fabuloso (los incita....)
El joven matrimonio entra y allí el vendedor les muestra un par de sandalias a las que les atribuye poder mágico.
Con ellas, bodrán hacer el amor salvajemente, como gamellos enfurecidos les dice.
La mujer se tienta por el comentario del vendedor, pero el hombre, atlético y viril, dice que no las necesita.
-Bruébalas, baisano, no te arrebentirás- insiste el vendedor.
Como su mujer esta cada vez más interesada, el hombre termina por acceder (como le ocurre a todos los hombres). ¡Y de repente.... apenas se la calzó...¡¡una mirada feroz se dibujó en su rostro!!.. ¡¡unas ansias incontenibles!!... ¡una furia que su esposa jamás había visto! Veloz como una fiera en celo, el joven marido agarra al vendedor paquistaní por las nalgas, le baja los pantalones y se arroja sobre él para violarlo.
-¡¡¡Bará, bará, bará, gabrón!!!- grita desesperado el vendedor con lágrimas en los ojos:

-¡¡Te las busiste al revés las sandalias, hijo de buta, te las busiste al revés!!


¿Te quedas mi amor?

"Mi vida, ahorita vengo..."

"¿A dónde vas, cariño?" (expresión de recién casados)

"Al bar, mi cielito, a tomarme una cervecita."

La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice:

"¿Quiere cervecita, mi amorcito?"

Y en eso abre la puerta de refrigerador y le enseña 25 marcas de cerveza de 12 países diferentes: mexicanas, alemanas, holandesas, japonesas, etc.

El marido no sabe que decir, y se le ocurre decirle:

"Ay mi pichurri, pero en el bar... tu sabes... el tarro helado..."

No terminaba de decirlo, cuando la esposa interrumpe, diciendole:

"¿Quiere tarro congelado mi amorcito?"

Saca del congelador un tarro helado, congelado, tan blanco que hasta temblaba de frío...

El marido apenado, dice:

"Si chiquita mía, pero en el bar sirven unas botanas riquísimas... vuelvo enseguida..."

"¿Quiere botanitas mi amorcito?"

Abre el horno y el frigorífico y saca quince platos diferentes de botanas: aceitunas, totopos, cacahuates, papas fritas, palomitas, quesos, caviar, carnes frías, etc.

"Pero caramelito, en el bar... tu sabes... las maldiciones, las palabrotas y todo aquello..."

"¿Quiere palabrotas mi amorcito?, entonces: ¡TE TOMAS LA PUTA CERVEZA EN EL PINCHE TARRO HELADO Y TE COMES LAS CABRONAS PAPAS Y LOS PUTOS CACAHUATES, PERO DE AQUI NO SALES HIJO DE LA CHINGADA!"

Número equivocado

Ring, Ring!!
- ¿Diga?
- Hijo, dile a mama que se ponga. (al rato vuelve el niño)
- No se pue pone poque esta con Papa en la cama.
- Pero eso como va a ser niño, si Papa soy yo!!
- Bueno, Papa, pues Mama esta con un señor en la cama.
- ...me cago en la mar serena otra vez me la esta pegando...
Mira, hijo, vete a la cocina y coje el cuchillo mas grande que haya. (al rato vuelve el niño)
- Ya esta Papa.
- Ahora, vete al cuarto, los acuchillas a los dos y los cortas en pedacitos.
(al rato vuelve el niño)
- Ya esta Papa.
- Pue ahora, coje un saco de la despensa y mete to los trocitos dentro.
(al rato vuelve el niño)
- Ya esta Papa.
- Bueno pue coje el saco y lo tiras al pozo que hay en el patio.
- Papa si nosotro no tenemo pozo, vivimos en un quinto piso.
- Pero niño, a que numero he llamado yo!!!


La joven caliente

Un joven llevaba a su novia de regreso a casa en un día en que hacía
un frío del diablo, cuando de pronto se les poncha una llanta. El
joven baja de su auto y empieza a cambiarla. Al poco rato sube al auto
y le dice a la novia:
¡Estoy muerto de frío! ¡Ya casi no siento mis manos! Pues mételas
en medio de mis piernas para calentarlas! La muchacha se sube el
vestido y le permite al joven que ponga sus manos entre sus muslos.
Después de un rato el joven dice:
¡Ya! ¡Ya las siento mejor! Déjame terminar de cambiar la llanta.
El joven termina de cambiar la llanta y al entrar de nuevo al auto, la
muchacha le dice con visible ganas: ¡Parece que tus orejas están
también terriblemente frías!


¿Quieres bailar?

Esto es un tipo de muy mala presencia que llega a una discoteca y ve a una chica guapísima apoyada en la barra y le dice:

-Disculpa, ¿quieres bailar?
- y la muchacha le contesta: ¿Cuándo has visto tú un manjar en la boca de un marrano?
Y el tipo muy educadamente le responde:
-Mira yo te pedí que bailaramos, no que me lo mamaras!


Tanga Fosforito

Una señora decide darle una sorpresa a su marido y le espera en la cama a oscuras y con un tanga fosforescente minúsculo que apenas le tapa la raja.

Entra el marido en la habitación y se pone a gritar:

"¡María, María, tienes una luciérnaga en el coño!"


Una pareja de cuidado

Una pareja se encuentra a varios kilómetros de la ciudad. Están dentro de un coche y empiezan a tocarse. Cuando las cosas están al rojo vivo, la mujer le advierte:

"Mira, guapo, resulta que soy prostituta y el polvo te va a costar 60 Euros".

El tío, que ya no puede aguantar el calentón, acepta. Después del polvo ella le pide:

"¿Por qué no me llevas a la ciudad a tomar algo?"

"Mira, bonita, resulta que soy taxista y la carrera hasta la ciudad te costará 120 Euros".


Antes del Matrimonio

Antes del Matrimonio
EL: ¡Sí!, Por fin… que duro fue esperar.
ELLA: ¿Quieres dejarme?
EL: ¡No! Ni siquiera lo pienses…
ELLA: ¿Tú me amas?
EL: Por supuesto, una y otra vez.
ELLA: ¿Alguna vez me has sido infiel?
EL: ¡No! ¿Cómo te atreves siquiera a preguntar eso?
ELLA: ¿Me besarías?
EL: En cada oportunidad que tenga…
ELLA: ¿Te atreverías a golpearme?
EL: ¿Estás loca? No soy ese tipo de persona.
Ella: ¿Puedo confiar en ti?
EL: Sí.
Ella: ¡Mi amor!
Después del Matrimonio:
Leer lo anterior de abajo hacia arriba


No salgas de casa

Hoy me levanté temprano, me puse los pantalones, me vestí lentamente, hice café, agarre mis palos de golf, me fui silenciosamente al garaje, puse los palos en el coche, y procedí a sacar el coche del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a 100 km/h.
Volví a entrar el coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el mal tiempo iba a durar todo el día. Que decepción!
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama.
Despacito me arrunché contra la espalda de mi mujer, le puse la mano en la nalga y le susurré al oído: El tiempo afuera está horrible.
Ella me contestó medio dormida:
Ya lo sé. ¿Puedes creer que el tonto de mi marido se fue a jugar a golf?


Dos para ustedes uno para mi

Una pareja de golfistas están jugando una tarde en un exclusivo campo
rodeado de lujosísimas mansiones de millones de dólares. En el hoyo 3, el marido le dice a la esposa:
Querida, ten cuidado cuando golpees, porque si rompes una ventana nos va a costar una fortuna reponerla.
La esposa golpea y la pelota va a dar al ventanal más grande de la casa más lujosa de la urbanización. El marido la increpa diciéndole:
¡Te fijas, lo primero que te dije, ahora ve tú a saber cuanto va a
costar esa ventana! El esposo se dirige a la casa, acompañado de la mujer, toca la puerta y
una voz desde adentro le dice:
Adelante...
El hombre abre la puerta y mira que hay vidrio esparcido por toda la casa y una botella rota a un lado del salón. Un hombre elegantemente vestido, sentado en un sofá le dice:
¿Son ustedes los que han roto mi ventana?
Sssíí..., en realidad lo sentimos mucho.
Bueno, la verdad me han hecho un favor... Soy un genio que he estado atrapado en esa botella por más de mil años, por lo que estoy dispuesto a conceder tres deseos, pero como son dos, haremos lo siguiente: les voy a dar un deseo a cada uno y otro me lo guardo para mí... a ver que deseas, le dice al esposo.
Quiero un millón de dólares al mes, por el resto de mi vida.
Dalo por hecho, a partir de mañana los comenzarás a recibir; ¿y tú?, le dice a la esposa.
Quiero tener una casa en cada país del mundo.
Es lo menos que puedo hacer por ti, a partir de mañana te llegarán los títulos de propiedad de las casas.
Bueno ¿y usted que desea?, pregunta el esposo al genio.
Miren, yo he estado atrapado en esa botella por más de mil años y en todo ese tiempo no he tenido sexo con ninguna mujer, por lo que mi deseo es acostarme con su esposa.
Se quedan mirando el uno al otro y, finalmente, el marido dice:
Bueno, por un millón de dólares mensuales y todas esas casas, yo creo que podemos hacer una excepción ¿no crees? A mí no me importará.
El genio se lleva la esposa a la habitación principal y luego de tener sexo por más de dos horas, le pregunta a la esposa:
Por cierto, ¿qué edad tiene tu marido?
Treinta y cinco ¿por que?
¡Porque parece mentira que a los 35 años, todavía existan huevones
que creen que los genios existen!


Feliz cumpleaños!!

El día que cumplí 35 años no me sentía nada bien cuando
me levanté aquella mañana. Fui a desayunar sabiendo que mi esposa estaria contenta y me diría "Feliz Cumpleaños", y quizás hasta hubiera un regalo para
mí, pero ella ni siquiera me dio los buenos dias.

Yo dije para mis adentros: bueno, quizás mis hijos se acuerden. Pero vinieron a desayunar y no me dijeron ni una sola palabra.

Cuando fui a mi oficina me sentía totalmente deprimido y en el camino
iba pensando: ni siquiera el perro se mostró agradecido. ¡Vaya manera de
celebrar mi cumpleaños, a mi familia le importo un rábano!
Al entrar en mi despacho, mi secretaria Lucía me dijo:

- ¡Buenos días ,jefe, feliz cumpleaños!
Ahí empecé a sentirme un poco mejor, al menos ella se acordaba.
Después de innumerables reuniones y telefonazos, ya cerca de las dos de la
tarde, entró Lucía y me dijo: ¡Sabes, hace un día precioso y además es
tu cumpleaños, ¿Qué tal si vamos a comer? Yo dije:

- Esta es la mejor cosa que he oído en todo el día!

Así que nos fuimos y en vez de ir a comer al lugar acostumbrado, fuimos a un
sitio más tranquilo y discreto. Comimos y nos tomamos varias copas. La comida
estuvo deliciosa y nos divertimos bastante.

De regreso a la oficina, ella dijo:

- Te invito a mi casa, donde te puedes tomar la penúltima copa o lo que quieras.

Una vez en su apartamento puso música suave (por cierto, una de mis piezas
preferidas), la luz tenue y me dijo de la manera más prometedora:

- Si no te molesta, voy al dormitorio a cambiarme y a ponerme algo más cómodo.
Ahora regreso...

Yo la dejé ir, pues la situación no me molestaba en absoluto.

Ella entró en su habitación cerrando la puerta a su paso, y a los seis
minutos regresó con un gran pastel de cumpleaños, seguida de mi esposa,
mis hijos y algunos empleados de la oficina, todos ellos cantando:

- ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Y allí estaba yo, desnudo en el salón, con los calcetines puestos...

Contacto Políticas de Privacidad

2014 © Copyright AGC, inc. All rights reserved.