Frases famosas en Buscalogratis.es

Características del venado en el zodiaco maya

Venado en el horóscopo maya

Venado

Venado

20-9 a 17-10
El Venado es el ser más sensible del zodiaco Maya. Como el animalito que los representa, es una persona frágil, que se asusta con facilidad. Poseen el don de la belleza; aun las personas que no son muy lindas de cara o no poseen un buen cuerpo,

sabrán utilizar sus recursos para verse hermosas, resaltando sus aspectos positivos y disimulando con inteligencia su costado menos favorable. Incluso los hombres son muy coquetos, cuidan su aspecto personal y modo de vestir


Mujer venado

Es romántica por naturaleza, posee corazón de poeta y nació para hacer de su vida una novela de amor. El amor es el eje de su existencia y todo girará alrededor de sus afectos. Una vez casada se dedicará por completo a sus hijos, depositando en ellos toda su infinita ternura. Será la abuela más cariñosa del mundo. Sólo que no debe volar demasiado alto, y esperar un amor perfecto, ya que se puede quedar sin el pan y sin la torta.


Hombre venado

Le tiene pánico al matrimonio y todo lo que represente un compromiso. Y no es que le falte sensibilidad, todo lo contrario, es el hombre más sensible del zodiaco; quizá sea ésta justamente la razón por la que le cuesta tanto concretar una unión formal. En el fondo es un poco infiel, y le cuesta atarse a una sola persona. Pero una vez que lo domestiques, será el hombre más cariñoso y sensible del mundo.


En el amor y la amistad

El mejor amigo del venado es aquel nacido bajo la Luna de la Serpiente, con el que pasarán noches enteras filosofando acerca de la vida y planificando la manera de hacer de este mundo un lugar de amor.

Con los de la Luna del gorila se divertirán, y las sabias Tortugas le sugerirán cómo poner los pies un poco más sobre la Tierra. Con el resto del zodiaco Maya armonizarán a la perfección.


El calendario Maya

Los Mayas sincronizadores galácticos nos legaron un sistema complejo, el Tzolkin un calendario basado en el movimiento de la luna, ella con sus cuatro fases de 7 días de duración cada una conforman un movimiento armónico de 28 días por luna, lo que hace un total de 13 lunas por año o 364 días de rotación de la tierra en su órbita, dejando un día llamado día fuera del tiempo o día verde, que es el salto a una octava superior una vez por año pues los sistemas galácticos tienen su movimiento en forma helicoidal y no circular.

Este calendario o sincronizador galáctico es siempre eterno y su forma o plantilla es una estructura armónica que representa el tiempo natural, utilizando este calendario acompañamos a la naturaleza en su flujo evolutivo y ella nos acompaña a nosotros.

Respetando este flujo de energía accedemos a la ley del mínimo esfuerzo, que significa con el menor uso de energía obtener el mayor resultado. Los mayas siempre se fijaban en el movimiento de la luna nunca iban a sembrar en un tiempo donde se debía cosechar, siempre se fijaban las características de cada luna para saber que hacer.