Buscalogratis: Frases, música, juegos...

Chistes de tarados

Chistes cortos de locos.

Los mejores chistes sobre locos y tarados.

Chistes de locos de semanas anteriores:

La escopeta

Dos enajenados mentales se escapan del manicomio y andando por el campo se encuentran una escopeta, uno le pregunta al otro:

- ¿Para qué sirve ese artefacto?

El otro le contesta:

- No tengo ni idea.

El primero se pone a mirar por el cañón y el otro aprieta el gatillo ¡¡boooooon!!

Le dice el que apretó el gatillo al otro:

- No me mires con esa cara que yo también me asuste!


El inspector

Un inspector llega a un manicomio para hacer una revisión,
y en esto que pasa un loco imitando a una moto: ¡prroppp!, ¡prroppp!...

El inspector le dice al director del manicomio:
- Por favor, dígale al loco que se calle

El director le contesta:
- ¿Le molesta el ruido que hace?
!No¡, lo que me molesta es el humo.


Llaman a la puerta

Un loco llama a la puerta de otro loco, toc. toc. toc.
- El otro loco contesta: No estoy
- Y el otro loco dice: Pues menos mal que no he venido.


Locos con indiferencia

Esto son dos locos que van por la calle y se encuentran tres bombas.
Las llevan a comisaria y por el camino le dice un loco al otro:

- Illo y si explota una bomba, que hacemos!

- Pue les decimos que solo nos encontramos dos.


Tres locos

Dos locos son sometidos a unas pruebas para comprobar si ya están en condiciones de salir del manicomio.

"A ver, Eustasio, ¿seis por seis?"

"Febrero".

"¡De puta madre, anda, vuelve al manicomio! A ver, Herminio, ¿seis por seis?"

"Mil".

"¡Otro igual, anda vuélvete! A ver, Jerónimo, ¿seis por seis?"

"Treinta y seis".

"¡Hostia! ¿Cómo llegaste a esa conclusión?"

"Muy fácil, he multiplicado febrero por mil".


Mientras Pedro está de viaje

En un manicomio la enfermera entra a un cuarto y ve a un paciente actuando como si conduciera un auto.

La enfermera le pregunta, "Pedro, ¿qué estas haciendo?" Y Pedro responde, "¡Manejando a Mérida!" La enfermera le desea buen viaje y sale.

Al día siguiente, la enfermera entra al cuarto de Pedro justo cuando el para de conducir su auto imaginario y le pregunta, "Bueno, Pedro, ¿qué haces?" Pedro responde, "Acabo de llegar a Mérida."

La enfermera sale y va al cuarto de Manolo y lo encuentra sentado en su cama masturbándose.

Sorprendida, le pregunta, "Manolo, ¿qué estás haciendo?" Manolo responde, "¡Estoy haciendo el amor con la esposa de Pedro mientras él está en Mérida!"

¿Qué es lo que le molesta?

Un loco llega a la oficina del manicomio a quejarse:

"Buenas, vengo porque mi compañero de cuarto no me deja dormir".

"¿Por qué?, le pregunta el secretario.

"Tiene complejo de motocicleta".

"¿Y qué es lo que le molesta, el ruido que él hace?"

"No, lo que me molesta es el humo".


El primo loco

Un día una persona fue a donde su primo que estaba medio loco y le preguntó:

"¿Oye y tu familia?"

Y el loco responde: "está muerta."

Entonces el primo cuerdo lo interroga:

"¿Y qué le paso a tu papá?"

"Lo atropelló un camión."

"¡Como! ¿y tu mamá?"

"La atropelló un camión."

"¡No puede ser! ¿Y tu hermano?"

"Lo atropelló un camión."

"¡Imposible! ¿y tu hermana?"

"La atropelló un camión."

"¿Oye y no viste la matrícula del camión?"

Y el primo loco responde:

"¿Como querias que viera la matrícula? Si yo iba conduciendo el camión..."


Tres hermanos

Había tres hermanos, el primero se llamaba Tonto, el segundo Nadie y el tercero Ninguno.

Un día Tonto va exaltado a la comisaría y le grita al oficial: "¡Rápido! ¡Nadie se cayó a un pozo y Ninguno lo está ayudando!"

El policía, enojado, dice: "¿¡USTED ES TONTO?!"

"SI, MUCHO GUSTO..."


La lámpara

El director del manicomio sale de su oficina y llama a un par de chiflados:

"Ustedes dos, vengan a mi oficina a limpiarla, que después yo los llevaré a tomar unos refrescos".

El director sale y los deja solos, después de 15 minutos regresa a su oficina y observa que uno de los locos está colgando de la lampara del techo y el otro sigue barriendo.

"¿Oye, qué haces colgado de la lámpara?"

"Es que yo soy la lámpara".

"Bájate, para ir a comprar refrescos", le pide con cautela el director.

Sale de la oficina con el demente, y el que estaba barriendo los sigue. El director lo ve y le pregunta:

"¿Por qué nos sigues? Regresa y sigue barriendo".

"¿Cómo quieres que siga barriendo en un lugar tan oscuro si te llevaste la lámpara?"

Contacto Políticas de Privacidad

2014 © Copyright AGC, inc. All rights reserved.